Rehabilitacion digital: divulgación y metodología

Como mencionaron algunos de nuestros ponentes en nuestro TRAKEVENT, fisioterapia digital no es solo imponer una practica clinica digital en el modelo de trabajo habitual de los fisioterapeutas y médicos rehabilitadores sino que existe una labor de difusión, divulgación y educación del sector que también supone una práctica digital.

No debemos desestimar, por tanto, la labor que fisioterapeutas y médicos como Fisiosesto, Clara Bergé o Rafa Bravo, realizan cada día en sus sitios webs, difundiendo desde formas de trabajo y fichas anatómicas hasta novedades en sus respectivos campos.

Muchos de los que hayáis entrado a este blog con espíritu informativo o por mera curiosidad y hayáis navegado por nuestra página principal o de áreas terapéuticas, quizás conozcáis ya que presentamos nuestra plataforma como la referente en términos de rehabilitación digital. Pero es ahí donde os puede surgir la siguiente pregunta: ¿cómo digitalizo mi practica clínica?

Si bien es cierto que desde TRAK hemos intentado responder varias veces a esta pregunta, creemos que es interesante que escuchéis cómo llevar a cabo este proyecto en vuestros servicios y clínicas de la mano de algún fisioterapeuta pionero en este tipo de prácticas telemáticas para que comprendáis el verdadero potencial de este tipo de intervenciones. Esa fisioterapeuta no es otra que Cristina Abando, más conocida en las redes como @crisagfisio.

clinica digital

La «clinica digital» de Cristina Abando

Nuestra entrevista con Cristina resultó ser una distendida charla sobre su metodología de trabajo online, el desarrollo de las tecnologías en este ámbito y la evolución del sector gracias a la llegada de la salud digital.

Ella es una fisioterapeuta y divulgadora especializada en deportiva y entrenamiento de fuerza con fuertes raíces en esa disciplina deportiva tan desconocida que conocemos como Powerlifting.

A continuación nos gustaría relataros un resumen con las ideas más importantes que se pueden desprender de nuestra reunión y cómo no, os dejaremos el enlace para que podáis verlo siempre que queráis.

 

¿Cuándo empezaste con tu proyecto de telerehabilitacion?

Hace tres años ya empecé a divulgar porque me quedé sin trabajo de forma presencial. Y fue así, buscando trabajo, que me di cuenta de que mi perfil, basado en el entrenamiento de fuerza, no se demanda.

De que realmente tendría que verme haciendo un trabajo que a mí personalmente no me llena, no me hace feliz y realmente me parecía incluso devaluarme a mí como profesional, porque tampoco iba a poder aprovechar los puntos fuertes que yo tengo como fisioterapeuta.

Mi formación y experiencia consiste  sobre todo en trabajo en base a ejercicio, tanto programación como periodización de ejercicio de fuerza. Entonces yo veía que eso no era lo que me pedían en las ofertas de trabajo y realmente me costaba mucho encontrar un sitio donde yo encajase y donde yo realmente pudiese aportar lo mejor que sé hacer.

A raíz de esto, empecé a divulgar un poquito porque empecé a preguntarme si realmente esto no era una excepción de mi comunidad autónoma, sino que era algo general, y que la gente no conocía esta forma de trabajar. Y, al mismo tiempo, decidí empezar con mi servicio online.

¿Cuál es tu método?

Bueno, nosotros ahora mismo, y te digo ahora mismo porque sí que es verdad que en estos tres años hemos ido añadiendo, cambiando, mejorando todo lo posible. El servicio siempre hay que en este sentido creo que hay que mantenerse. Receptivos al cambio y receptivos a la mejora. Esa pequeña ambición es lo que te hace dar más.

Pero nosotros ahora mismo trabajamos con un sistema en el que combinamos tanto las videollamadas como la atención vía plataformas, WhatsApp, Telegram, etcétera. Utilizamos cuestionarios,  y básicamente nos vamos apoyando también en el contenido que vamos generando, sobre todo en el canal que tenemos, una marca que es el canal de YouTube para aportarle a los pacientes o a los usuarios toda la información extra que nosotros consideremos útil.

De esta manera, lo que hacemos es un sistema integrativo. Intentamos aportar lo que te decía, ya no solo fisioterapia o entrenamiento, sino que tocamos el palo de los hábitos, la alimentación, el descanso. Hablamos mucho con los pacientes del tema del estrés, porque sabemos perfectamente que es un factor que en estos últimos años creo que se ha hecho todavía más revelador, que afecta muchísimo al rendimiento, afecta muchísimo a la gestión de las lesiones. Ni qué decir si en el caso de que haya dolor crónico, todo lo que sean miedos, estrés, fobias, todo eso ya es un tema aparte.

Lo que hacemos es una programación semana a semana para nunca dejarnos nada al azar o dejarnos lo mínimo. Por lo que te decía, si tú programas a un mes vista, hay un montón de cosas que se van a perder por el camino. Hay un montón de circunstancias que no puedes prever que van a suceder y nosotros lo que intentamos es siempre mantenernos lo más al día posible con los atletas para en cada movimiento estar ahí acompañándolos. Es decir, intentamos dar un servicio lo más cercano posible dentro de un sistema online.

 

¿Crees que debemos educar al público también?

Debemos educar tanto a los pacientes como a los profesionales. Estamos muy acostumbrados a entender que ejercicio terapéutico es hacer estiramientos y no hay que mover al paciente. Hay que pedirle un esfuerzo. Hay que intentar ir progresando.

A lo mejor te lleva un año de trabajo o a lo mejor te lleva cinco. Pero la cuestión es saber entender que dosis hay que ir aplicando en cada momento, porque además la dosis que aplicas no es la misma en enero que en septiembre, no es la misma en una semana buena que en una semana mala. Todo ese trabajo constante y continuado es lo que te da el progreso. Pero yo es que siempre «me mato» con el ejercicio de fuerza y el ejercicio de fuerza porque al final la evidencia está ahí.

Es un factor de buen pronóstico para absolutamente todo. Disminuye el riesgo de mortalidad y de contraer enfermedades de prácticamente todas las causas que tenemos a día de hoy en la sociedad occidental. Y luego, aparte de que si ya te vas a largo plazo a una población ya superior a los 50 años, disminuyes el riesgo de alcoholemia, disminuyes un montón de problemas que los fisioterapeutas vemos todos los días en clínica.

Como podéis ver, la implementación de una práctica clinica digital es totalmente factible y, además, tiene buenos resultados para el paciente.

Podéis ver la entrevista completa en el siguiente enlace:

Subscribe to our newsletter