tecnologia

La revolución tecnológica de la sanidad: tecnologia y salud

La inevitable irrupción de la tecnologia en la medicina es un tema que venimos tratando desde que empezamos a escribir estas entradas de blog. Al fin y al cabo, consideramos un deber informar y educar acerca del que es nuestro campo de trabajo y actuación, aunque lo cierto es que es que siempre intentamos llevárnoslo a nuestro terreno hablando de digitalización. Y aunque esta vez no será distinto (puesto que la digitalización es, como en otras ocasiones hemos mencionado, una expresión literal de la mencionada revolución tecnológica) si que creímos necesario hablar de otros aspectos que engloban este acontecimiento.

De esta forma, podríamos decir que desde la aplicación del big data, hasta la creación de nuevos artilugios y softwares basados en Inteligencia Artificial, las nuevas tecnologías han cambiado drásticamente la forma de hacer ciencia y medicina, con los consiguientes beneficios, tanto para profesionales como para pacientes.

No existen muchos autores que nieguen el hecho de que la tecnología ha venido al ámbito sanitario para quedarse. Sin ir mucho más lejos, el pasado 15 de marzo la prestigiosa editorial Elsevier publicó el artículo «Clinician of the Future: a 2022 report«, en colaboración con Ipsos, para voz a los profesionales sanitarios y hacer eco de sus inquietudes y opiniones sobre los cambios que se están dando en el sector.

En una encuesta realizada en dicho estudio también se les preguntó acerca de la digitalización a lo que aproximadamente el 70% de los profesionales respondió que la salud digital mejorará la atención médica. Además, más de la mitad espera tomar sus decisiones clínicas basadas en herramientas de inteligencia artificial en la próxima década.

Los investigadores concluyen que los testimonios recogidos en el estudio arrojan luz sobre el potencial de la tecnología y la salud digital para transformar la asistencia sanitaria y para ofrecer una mayor colaboración entre equipos profesionales. Pero lejos de presentarlo como un futuro utópico, los clínicos fueron claros sobre el rumbo que tomará el sector en los próximos años.

Entonces, ¿cuáles son los principales avances tecnológicos implementados actualmente? Los vemos a continuación.

Principales implementaciones de la tecnología en sanidad

Podríamos dividirlos en muchas clasificaciones pero, después de hacer una pequeña gran búsqueda de información al respecto, la clasificación que más nos ha gustado fue la que presentó la compañía Sanofi hace ya algún tiempo:

Apps móviles

Ya definimos que era aquello de la mHealth en el Ebook que publicamos hace unos meses (¿no lo tienes todavía? Haz clic aquí), pero os lo recordamos sin ningún problema:

«La m-salud, m-health o salud a través del móvil, incluye todas las apps que permiten a los consumidores obtener conocimientos en temas de salud, controlar su actividad física, o seguir sus patrones de alimentación entre otros. Una de sus mayores ventajas es la portabilidad y la agilidad. Actualmente, el móvil ya es el principal vehículo para acceder a información médica.»

Las empresas tecnológicas han visto un filón en el desarrollo de aplicaciones móviles dirigidas a promover el cuidado de la salud. De este modo, encontramos numerosas apps cuyas funciones pueden ir desde establecer un plan de dieta semanal para bajar peso, hasta controlar el seguimiento de pacientes con enfermedades como la diabetes o la epilepsia.

La proliferación de aplicaciones móviles como TRAK, dedicadas a la prevención, monitorización y conservación de la salud se vio incrementada en la pandemia, abriendo la puesta a nuevos modelos de medicina digital o telerehabilitacion.

Tecnología en la medicina: apps

 

Internet de las Cosas Médicas (IoMT)

El término IoMT –por sus siglas en inglés Internet of Medical Thingshace referencia a un sistema de máquinas y objetos equipados con tecnologías capaces de recopilar datos y de comunicarse entre sí. Tiene distintas aplicaciones y su uso abarca desde la telemedicina, hasta el desarrollo de wearables.

Esta tendencia ha promovido el desarrollo de dispositivos de monitorización para personas con patologías crónicas, que se encargan de recopilar información relevante sobre los paciente y procesar los datos para que el profesional sanitario pueda tener un mejor conocimiento sobre cómo se encuentra el paciente.

En definitiva, el objetivo del IoMT es ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes, a la vez que se optimiza los recursos y servicios sanitarios. Una nueva forma de gestionar la salud que está consiguiendo mejorar la atención y la experiencia asistencial del paciente.

 

Cloud Computing

El Cloud Computing  es una innovadora tecnología que ofrece la posibilidad de disponer de todos los archivos e información que deseemos en Internet, sin que exista la preocupación de tener que almacenar esa información en un disco duro.

Además, el usuario puede acceder a esa información siempre y cuando posea una conexión a internet.

¿Qué puede aportar el Cloud Computing al sector sanitario? Pues mejorar el acceso a los datos clínicos  del paciente, la comunicación entre los centros sanitarios o la detección de las necesidades de los pacientes.

 

Cloud computing salud

 

Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial siempre ha estado rodeada de un gran desconocimiento. Cuando nos referimos a IA, en ella englobamos cualquier tarea que una máquina podría realizar tan bien, o incluso mejor, que los humanos.

En el ámbito de la salud, debemos distinguir diferentes tipos de IA, con funciones totalmente distintas:

IA relacionada con el tratamiento y el procesamiento de datos: medicina digital

Aquí distinguimos un tipo de IA catalogada como IA de “aprendizaje automático”, donde unos algoritmos actúan como redes neuronales, funcionando como un cerebro humano.

Se pueden realizar análisis probabilísticos en función de los datos incluidos en el sistema, revisar las alternativas de tratamiento existentes o recomendar el tratamiento más adecuado.

 

IA para crear softwares de reconocimiento de imágenes 

En este supuesto se aplica la rama de la IA de “aprendizaje profundo” donde el software creado aprende a reconocer patrones en distintas capas, y cada capa actúa como una red neuronal independiente, pero coordinada con el resto. De esta forma, el software de reconocimiento de imágenes, puede almacenar y comparar decenas de miles de imágenes para ofrecer un diagnóstico rápido y preciso.

 

Robots

El despegue de la industria electrónica durante la pandemia, ha posibilitado un incremento en la demanda de máquinas inteligentes. El número de robots en el campo de la medicina crecerá de 12.000 en 2020 a 26.000 en 2023.

Robots operacion

Subscribe to our newsletter