La lesion de Rafa Nadal

Las luces y sombras de una leyenda

El pasado día 5 de junio volvíamos a emocionarnos con el juego de Rafa Nadal, que le llevaba a alcanzar de nuevo el triunfo en las pistas de Roland Garros.

Con este serían ya 14 los trofeos que levanta en la competición francesa y 22 el total de grandes slam con los que ha construido el mayor palmarés que cualquier tenista haya alcanzado, quedando por delante de Roger Fereder y de Novak Djokovic, ambos con 20.

No hay duda de que Rafa Nadal es un referente deportivo y un orgullo para el deporte español. Pero es también un ejemplo de resistencia física y mental de la que hace gala cada vez que salta a la pista para hacer su juego. «No recuerdo cuál es la sensación de jugar sin dolor«, confesaba en el conocido programa de Bertín Osborne y es por eso que desde TRAK queríamos analizar un tema de viene siendo la comidilla cada vez que el tenista se alza con la victoria en una nueva competición.

Las lesiones de Rafa Nadal

A esta lesión que padece el mallorquín se suman diversas patologías graves que le acompañan en cada partido:

  • Fisuras en codo y costillas.
  • Problemas en las vainas de ambas muñecas.
  • Desgarros abdominales.
  • Rotura y/o inflamación de los tendones en ambas rodillas.
  • Una lesión en el psoas-ilíaco.
  • Artroscopia en el tobillo derecho.
  • Fractura del pie izquierdo.
  • Inflamación en los tendones peroneos.
  • Síndrome de Muller Weiss en el pie izquierdo.

Exactamente, la friolera de 23 lesiones graves en 19 años de carrera profesional.

Lo cierto es que, en concreto, esta última patología fue una de las primeras en manifestarse y de las que más tiempo lleva atormentando al balear, que asegura que casi hace que se retire a los inicios de su carrera. Pero, ¿qué es el síndrome de Muller Weiss? Vamos a verlo.

Enfermedad de Muller Weiss

La enfermedad de Muller Weiss es una displasia del escafoides tarsiano que se desarrolla en la infancia pero que no da síntomas hasta la edad adulta . A menudo, este diagnóstico pasa desapercibido para radiólogos implicando un retraso en el diagnóstico de la patología.

Fue el cirujano Walter Müller quien a principios de siglo XX describió este síndrome en primer lugar, identificando como etiopatogénesis un defecto congénito .Otro radiólogo, Konrad Weiss describió como causa la osteonecrosis. Finalmente fue Schmidt , el primero que reportó un caso en un paciente con endocrinopatía. Actualmente, la etiopatogenia está en discusión. (Pantoja AG, 2018)

La fisiopatología se reduce a una compresión que sufre el navicular en sentido anteroposterior en su zona lateral. Es como un fracaso del «acetabulum pedis», una protrusión acetabular lateral, que obliga a la cabeza del astrágalo, a ocupar una posición de lateralización con respecto a la ideal.

La lateralización de la cabeza del astrágalo se asocia necesariamente a una varización subtalar; las dos columnas del pie quedan bloqueadas una sobre la otra, convirtiéndolo en una estructura rígida, con la consiguiente pérdida de amortiguación en los segmentos superiores. La rodilla sufrirá a medio y largo plazo las consecuencias de esa pérdida de amortiguación distal. (Núñez-Samper et al, 2007)

Estadios Muller Weiss

 

Los estadios evolutivos de la lesión puede correlacionarse con grados de fracaso estructural, desde la compresión más leve, casi inapreciable (estadio 1) a la extrusión medial del hueso, permitiendo que las cuñas laterales y la cabeza del astrágalo se articulen entre sí (estadio 5).

Tratamiento del Muller Weiss. ¿Rehabilitacion o cirugía?

El tratamiento conservador comienza por redistribuir las cargas y mejorar el varo del talón, como en el caso de la lesion de Nadal que, según afirmó la prensa, «se había ayudado de una plantillas especiales que desviaban su punto de apoyo».

En las fases avanzadas de la enfermedad existe habitualmente una rigidez importante, por lo que no es aconsejable intentar corregir la posición de apoyo. También se ha de aconsejar en el tratamiento inicial el control del peso, evitar sobrecargas y la utilización de calzado adecuado. En los servicios de rehabilitación se suele usar magnetoterapia.

Cuando el tratamiento conservador fracasa, se procede a tratamiento quirúrgico. La finalidad del tratamiento es triple:

1. Suprimir el dolor.

2. Restablecer la integridad de la columna medial.

3. Corregir la desviación del talón.

Aunque se han propuesto varios procedimientos para lograr estos objetivos, ninguna técnica es considerada ideal debido a que los trabajos publicados no aportan grandes resultados. Además, la baja incidencia con la que se operan estos pacientes tampoco permite obtener series homogéneas para sacar conclusiones definitivas.

Entonces, ¿cuál es la solución para la lesión de Nadal?

«He podido competir esta quincena porque mi médico me ha administrado inyecciones de anestesia en los nervios para dormir el pie, pero es un riesgo. En las condiciones actuales, no puedo y no quiero seguir jugando hasta encontrar una solución«. Estas eran las declaraciones que realizaba el tenista de Manacor tras alzarse con su 14º Roland Garros.

 

Rafa nadal en rueda de prensa de roland garros

Hasta ahora los especialista habían desaconsejado al deportista el tratamiento quirúrgico, optando por el empleo de plantillas ortopédicas e infiltraciones de analgésicos y/o ácido hialurónico para reducir su dolor.

Sin embargo, reveló que la semana próxima probará un nuevo tratamiento para intentar paliar la patología que le acompaña desde hace años y que le provoca fuertes dolores crónicos. «Una intervención en los nervios con radiofrecuencia pulsátil que me podrían ayudar a disminuir la sensación en el pie», explicó. «Para que a través de este tratamiento, dejar el nervio tocado, medio dormido y tener esa sensación más permanente, que me deje el pie con menos sensibilidad, pero el objetivo es que disminuya mucho el dolor«.

En el caso de que no funcione este tratamiento, Nadal admitió que sería el momento de hacer un planteamiento de vida, pero que todo dependerá del resultado de este nuevo método.

 

Subscribe to our newsletter